Conoce Aseuc

Manos en el fuego

ITM
Mira otros ITM articulos

libro

Más vistas

Manos en el fuego

ITM
Mira otros ITM articulos

COP $ 70.000
COP $ 70.000

Disponibilidad: Disponible


Autor: Jaime Jaramillo Panesso

Editorial: ITM

ITM

Año de Edición: 2006

2006

Idioma: Español

Formato: Libro Impreso

Número de páginas: 512

ISBN: 9789589782361

9789589782361
Pretexto para un homenaje al carácter de su autor- plasma la figura del intelectual maduro y enamorado del diálogo. En las apreciaciones sensatas de Jaramillo se observa la llegada plena de un profesor que de muchacho se afiebró por las luchas sociales, por las ideas de liberación del espíritu ...
O BIEN

SKU: 4475

Producto creado el 17/07/2007

Descripción

Detalles

Pretexto para un homenaje al carácter de su autor- plasma la figura del intelectual maduro y enamorado del diálogo. En las apreciaciones sensatas de Jaramillo se observa la llegada plena de un profesor que de muchacho se afiebró por las luchas sociales, por las ideas de liberación del espíritu y del cuerpo-, y se enredó en supuestos movimientos salvadores que en ocasiones lo llevaron hasta la cárcel (la ANAPO, el M-19, FIRMES). Posteriormente, el cúmulo de todas estas ideas las esparció en forma apasionada entre los estudiantes de la Universidad Autónoma Latinoamérica, donde muchos tuvieron la suerte de ser sus alumnos y de iniciar una amistad duradera, llena de admiración por él. La publicación del ITM contiene columnas de opinión, intervenciones públicas formales y artículos en revistas que el autor escribió entre los años 2001-2006, un período particular de la historia de Colombia. Este texto aspira a dejar entre sus lectores una muestra de las letras de combate de un formador de opinión, en los temas candentes de la región y de la nación colombiana. El libro es la manera como pretenden siempre que el olvido no sea entre nosotros. La publicación del ITM contiene columnas de opinión, intervenciones públicas formales y artículos en revistas que el autor escribió entre los años 2001-2006, un período particular de la historia de Colombia. Este texto aspira a dejar entre sus lectores una muestra de las letras de combate de un formador de opinión, en los temas candentes de la región y de la nación colombiana. El libro es la manera como pretenden siempre que el olvido no sea entre nosotros. Este texto aspira a dejar entre sus lectores una muestra de las letras de combate de un formador de opinión, en los temas candentes de la región y de la nación colombiana. El libro es la manera como pretenden siempre que el olvido no sea entre nosotros.
Información adicional

Información adicional

Editor / MarcaITM
Año de Edición2006
Número de Páginas512
Idioma(s)Español
Alto y ancho16 x 22,5
Peso0.7100
Tipo Productolibro
Autor

Jaime Jaramillo Panesso

información no disponible.

Tabla de Contenido

Introducción

Conflicto armado

La dejación de las armas

¡Azotadle! ¡Crucificadle!

Diplomacia y amores “humanitarios”

El pipi fantasma

¡Estamos mamados, señor Vivanco!

James Lemoyne, ¿el quintacolumnista?

Aún es la hora del ELN

Conflicto armado y conflicto terrorista

Crápulas de la palabra

El camino es culebrero

El desacuerdo humanitario

¿El ELN se vuelve pragmático?

El peso de los votos, no el peso del plomo

Mensaje al ELN

ELN: que no se escape, señores

ELN, suceso de la posguerra

Para comprender lo incomprendido

Guerra de clases y clases de guerra

¿Guerra sin política?

¿Por qué las Farc propiciaron el rompimiento?

La calentura pasa por el Caguán

La democracia asediada

La embajadora de san Posesito

Las confusiones de la Iglesia católica

Ley de guerra o ley de paz

Los niños explotados, vejados y maltratados

Mediadores para la paz

¡Ni falta que nos hace!

Savater, el terrorismo y Uribe

¿La historia como venganza?

¿Acaso murieron de muerte natural?

Intervención en seminario Democracia y Paz de la U. de A.

Dinamitar una tertulia

El gratuito perdón

Esta es mi cuota, camarada Karina

Guante de seda en la U. de A.

La guerra urbano-rural

Las Farc, expertas en masacres

San Carlos entre llanos y metralla

¿Tiene el oriente dolientes?

Acuerdo Humanitario

Acuerdo humanitario, ¿es humanitario?

La extorsión humanitaria

Noticias del frente de paz

Francia, la interventora

El gran embrollo “humanitario”

Seguridad Democrática

Relaciones cívico-militares y el caso Antioquia

Cauca y seguridad democrática

La seguridad democrática

Paz nacional y paz retórica

Cascándole al cristiano

Civilidad y reconciliación

Desmovilizados y reintegrados

El “ex bloque Nutibara” ya no es paraco

La CNRR en marcha

La desmovilización de autodefensas

Paz e indiferencia

Ejército y policia

Elogio del policia

Eficiencia en lo militar

Los militares y el voto

Formación ciudadana y política

Sangre si, impuestos y leyes no

¿Buenos ciudadanos?

Buenos por la gracia de la ley

Clandestino

Consumir democracia y civilización

¿Es de derecha la democracia?

¿Sabemos que es la RSE?

Los medios y la cultura cívica y política

Políticas públicas

Una caja con cuenta y cincuenta

Pechitos al aire

Mujeres: esos seres

Izquierda centro derecha

La nación unitaria

Educación para la oscuridad

La identidad cultural, ¿Con qué se come?

¿Una reina manipulada?

Mejor policia que reina efímera

Si prevengo, mucho obtengo

Misión de dioses, decisión humana

Gordura y flacura que matan

Polvoreros o sepultureros

Política Nacional e Internacional

El chancletazo electoral

El pagaré ficticio de la “deuda Social”

La necesidad de precisar los conceptos

Liderazgo antioqueño

Los alcaldes y el oriente

Medellín integra o desintegra

El profesor y el alumno

¿Abstención al referendo? Mamey, señores

Adiós a los seudo partidos

Aguas que lloviendo vienen

Antioquia no será borrada

Calzoncillos asustados

Colombia: ¿Unas tribus sin estado?

Ofensiva general con todos los fierros contra el gobierno

Confusos y patidifusos

Temores y esperanzas del partido de la U

Democracias y clases medias

¿Dónde estarán los pasos perdidos?

El baile de piedad y los perritos

El llanero solitario

El mamerto que llevamos dentro

El polo polarizal

El vanidoso entierro del neoliberalismo

Esperanzados con esperanza

¿Fraude a la vista?

Frente al terrorismo, frente político

Ki-ki-ri-kí, carne de pollo comemos aquí

La guerra sucia electoral

La bondad del referendo

La estrategia de la serpiente

La pluma filantrópica

La unidad de nación y de estado como gobierno

Lo público y las organizaciones sociales

Los partidos repartidos

¿Mala la corte o malos los cortesanos?

Necesario un nuevo partido

Nuevas tareas para Uribe

Nuevo mapa político

Para enturbiar las ideas políticas

Partidos y no minicolmenas

¿Qué es el Neopopulismo?

¡Que horror las mayorías!

Reconstrucción del camino ofensivo

Somos más que dos

¿Tiene salvación el oficialismo liberal?

Uribe: ¿izquierda, derecha, centro?

Y la pobre viejecita sin nadita que decir

¿Inyección voluntaria, castración obligatoria?

Conciertos al descubierto

El salario vital

El mañoso

América del sur en el asador

Bolívar II cruza el ande

La real realeza

De hienas y otros animales

Arafat: si su muerte contribuye

Da Silva no da lora

El último califa de Bagdad

Evita, alma bendita

Gandhi para la exportación

Las armas no aparecidas

El bloqueo a Cuba

El oeste es oscuro como el este

El reclamo de un estado nacional

Enanos cabezudos y explosivos

Eta en la caleta

Geopolítica y sumo pontífice

¿Hasta cuándo Irak?

¿Es un dogma la solución negociada?

La política exterior colombiana

La división perdió a Allende

La gran estrategia chapista

La historia sigue su marcha

La ONU pringada por dentro

La rebelión francesa

La solución rusa

Líbano, Israel y la ONU

Los estudiantes chinos de ayer

Los pobres de Lula

Nota sobre la guerra en Irak

Sociedad de naciones del sur

Un peligroso vecino

Venezuela, aparte de mí este cáliz

Crónicas

De este semen no bebo yo

Dame la plata, Marcelino

El arte de desencaletar

El mal ejemplo cunde

Escritos con notas y letras agudas

Los pregones de mi ciudad

La número cinco

La tribu del dedo pulgar

Tierra de hombres libres

El bolero, lero, lero

Reseñas