Conoce Aseuc

Inclínate ante la madera y la piedra

U. del Valle
Mira otros U. del Valle articulos

libro

Más vistas

Inclínate ante la madera y la piedra

U. del Valle
Mira otros U. del Valle articulos

COP $ 24.000

Disponibilidad: No Disponible


Autor: Carlos Patiño Millán

Editorial: U. del Valle

U. del Valle

Año de Edición: 2006

2006

Idioma: Español

Formato: Libro Impreso

Número de páginas: 144

ISBN: 9789586704670

9789586704670
Debo el nombre de este libro a Charles Bukowski. El hombre lo menciona en su diario . Allí cuenta cómo se hallaba buscando un título para su nuevo poemario. El autor de pensó en y recordó varios de otros escritores: y el que nos ocupa, original de Josephine Lawrence, quien bautizó así un libr...

SKU: 2215

Producto creado el 16/04/2006

Descripción

Detalles

Debo el nombre de este libro a Charles Bukowski. El hombre lo menciona en su diario . Allí cuenta cómo se hallaba buscando un título para su nuevo poemario. El autor de pensó en y recordó varios de otros escritores: y el que nos ocupa, original de Josephine Lawrence, quien bautizó así un libro suyo en 1938. No dudé un instante en inclinarme ante esa frase y apoderarme de la pequeña joya. Quien escribe leyendo, recordando, plagiando, juzgando, sampleando e interpretando, no debe sentirse culpable por apropiarse de algo más. Los relatos que siguen son literatura. Los personajes son ficticios, como ejercicio de ficción es haber mejorado la belleza de mi ciudad natal añadiéndole gente de carne y hueso al paisaje desolado. : Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas.El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco. Allí cuenta cómo se hallaba buscando un título para su nuevo poemario. El autor de pensó en y recordó varios de otros escritores: y el que nos ocupa, original de Josephine Lawrence, quien bautizó así un libro suyo en 1938. No dudé un instante en inclinarme ante esa frase y apoderarme de la pequeña joya. Quien escribe leyendo, recordando, plagiando, juzgando, sampleando e interpretando, no debe sentirse culpable por apropiarse de algo más. Los relatos que siguen son literatura. Los personajes son ficticios, como ejercicio de ficción es haber mejorado la belleza de mi ciudad natal añadiéndole gente de carne y hueso al paisaje desolado. : Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas.Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones pensó en y recordó varios de otros escritores: y el que nos ocupa, original de Josephine Lawrence, quien bautizó así un libro suyo en 1938. No dudé un instante en inclinarme ante esa frase y apoderarme de la pequeña joya. Quien escribe leyendo, recordando, plagiando, juzgando, sampleando e interpretando, no debe sentirse culpable por apropiarse de algo más. Los relatos que siguen son literatura. Los personajes son ficticios, como ejercicio de ficción es haber mejorado la belleza de mi ciudad natal añadiéndole gente de carne y hueso al paisaje desolado. : Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas.La Biblia de los desencantados, Confesiones de un hombre lo bastante loco como para vivir con bestias y recordó varios de otros escritores: y el que nos ocupa, original de Josephine Lawrence, quien bautizó así un libro suyo en 1938. No dudé un instante en inclinarme ante esa frase y apoderarme de la pequeña joya. Quien escribe leyendo, recordando, plagiando, juzgando, sampleando e interpretando, no debe sentirse culpable por apropiarse de algo más. Los relatos que siguen son literatura. Los personajes son ficticios, como ejercicio de ficción es haber mejorado la belleza de mi ciudad natal añadiéndole gente de carne y hueso al paisaje desolado. : Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas.Memorias del subsuelo, El corazón es un cazador solitario y el que nos ocupa, original de Josephine Lawrence, quien bautizó así un libro suyo en 1938. No dudé un instante en inclinarme ante esa frase y apoderarme de la pequeña joya. Quien escribe leyendo, recordando, plagiando, juzgando, sampleando e interpretando, no debe sentirse culpable por apropiarse de algo más. Los relatos que siguen son literatura. Los personajes son ficticios, como ejercicio de ficción es haber mejorado la belleza de mi ciudad natal añadiéndole gente de carne y hueso al paisaje desolado. : Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas. Los relatos que siguen son literatura. Los personajes son ficticios, como ejercicio de ficción es haber mejorado la belleza de mi ciudad natal añadiéndole gente de carne y hueso al paisaje desolado. : Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas.(El Autor) Carlos Patiño Millán Carlos Patiño Millán: Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas. Periodista egresado de la Universidad de Antioquia. Especialista en Prácticas Audiovisuales y candidato a Magíster en Literaturas Colombiana y Latinoamericana de la Universidad del Valle. Actualmente director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Ha publicado Canciones de los días líquidos, 1992; Tocando las puertas del cielo, 1996; El jardín de los niños muertos, 1998; La tierra vista desde la luna, 1999; Más canciones sobre amor, odio y perros, 2000; El día en que le volé un dedo a David Gilmour, 2001 y Estaba en llamas cuando me acosté, 2002. Obtuvo mención de honor en el I Concurso de Cuento de la Universidad de Antioquia en 1988; Primer premio, III Concurso de Cuento, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Segundo premio, I Concurso de Poesía, Secretaría de Educación, Cultura y Recreación, Medellín, 1990; Primer premio, Concurso Nacional de Cuento Fernando González, 1994; Finalista, Premio Nacional de Poesía de Colcultura, 1994; Primer premio, Concurso de Poesía Jorge Isaacs, Cali, 1998; Mención de honor, Premio Alfonso Bonilla Aragón, categoría televisión, 2000 y Primer premio, Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2004. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas. Textos suyos han aparecido en la Antología de la Poesía Colombiana del Ministerio de Cultura de Colombia, Antología del Magazín Dominical de El Espectador, Antología de la Nueva Poesía Colombiana de Arango Editores, suplementos Dominical y Generación de El Colombiano, suplemento Imaginario de El Mundo, y en las revistas Gaceta de Colcultura, Universidad de Antioquia, Deshora, El Malpensante, Poesía, Punto Seguido, Prometeo, Golpe de Dados, Interregno, Deriva, Kinetoscopio, Lingüística y Literatura, Misterio Eleusino, Entreartes y Anagramas.
Información adicional

Información adicional

Editor / MarcaU. del Valle
Año de Edición2006
Número de Páginas144
Idioma(s)Español
Alto y ancho14 x 21
Peso0.1900
Tipo Productolibro
Autor

Carlos Patiño Millán

información no disponible.

Tabla de Contenido

Presentación

Último día de enero: Sonia está muerta, yo estoy en problemas

De la condición rockstar y otros males menores

Esta es la razón por la cual el habla de los objetos suena brusco en español

Velas encendidas para el Pibe

El evangelio según Mateo Henao Salazar

Sheila: me muero; Sheila: dale rewind a esta estúpida película

A orillas de un río de orines, me senté y lloré

Dolor, rabia, desesperación, salvación: llamando a Hugo

Tranquila vida analítica, el lector conoce el final de la frase antes que el autor

La noche en que Walter Benjamín Herrera conoció al emperador romano Flavio Todosio

Ella me ruega que escriba dos cuentos misóginos y yo vomito los que siguen

En mi urna

Miseria disuelta en el pensamiento

¿Qué es tan divertido acerca de la paz, el amor y el entendimiento?

Hypnotic bebop soliloquies

Hija habida en un matrimonio anterior

Fotografías halladas en el asiento de atrás de un taxi

Precaria situación económica: solicitó autorización al pasado para vender estos recuerdos

Es difícil ser sano en la ciudad

Así dejé de beber, así La Habana sin Fidel

Lo que una persona no está en condiciones de llevarse para otros lados

Reseñas